Planes de Pensiones Indexados y Baratos

Hace un par de días, la cuenta de Twitter de Vanguard FA envió el siguiente mensaje:

To reduce the impact of taxes, maximize use of tax-advantaged accounts, locate assets carefully, and practice tax-efficient trading.

Para poder beneficiarse de las ventajas fiscales de las que disponemos, no sólo debemos centrarnos en minimizar los costes fiscales, sino que también sería beneficioso un trabajo de búsqueda de aquellos productos o estrategias que maximicen las ganancias fiscales, como los planes de pensiones.

 

Pero en España no disponemos de las cuentas de retiro que tienen los americanos, en las que pueden incluir casi cualquier tipo de activo. Nosotros tenemos que optar por los Fondos de Pensiones si queremos beneficiarnos de las ventajas fiscales de la inversión para la jubilación.

Con la subida del IRPF aplicada a nuestras nóminas, los Planes de Pensiones pasarán a devolver un mayor porcentaje de lo invertido en ellos, haciendo cada vez más beneficioso dedicar parte de la inversión a este tipo de productos.

Quiero mostrarte una comparativa entre dos supuestos prácticos de inversion:

– En el primer caso invertiremos 10000€ iniciales en el fondo de inversion indexado a la renta variable americana más barato del Mercado, añadiendo anualmente otros 10000€ más al mismo producto. La rentabilidad supuesta anual será del 10% menos las comisiones del 0,35%. Un 9,65% de rentabilidad anual.

– En el segundo caso invertiremos esos mismos 10000€ en el Plan de Pensiones indexado al S&P500 más barato del mercado. Reinvertiremos un 20% de las aportaciones a mitad de año en concepto de devolución de hacienda y aplicaremos a todo ese dinero un 10% anual menos la comisión del 1,25%. Un 8,75% de rentabilidad total anual.

Esta es la tabla tras los primeros 18 años de inversión (después del año 18 ya estaba cansado de meter datos):

Y esta es la gráfica del crecimiento del capital total para tener una imagen más visual:

Fíjate en esta diferencia. Para el caso del fondo de inversión, al finalizar el primer año tendremos la cantidad inicial, más la rentabilidad anual, más la aportación anual de final de año. Pero en el caso del plan de pensiones, al finalizar el primer año tendremos la aportación inicial, más la rentabilidad anual, más la aportación anual de final de año, más la devolución de hacienda a mitad de año, más la rentabilidad a 6 meses de la devolución reinvertida.

Parece ser que el beneficio de usar productos fiscalmente eficientes es claro. Los planes de pensiones ayudan a multiplicar el capital invertido gracias al tratamiento fiscal de estos productos. Para que la ayuda sea eficaz debemos elegir planes baratos (dentro de lo que se puede pedir dentro de la gama de planes) e indexados, para así evitar una gestión desastrosa, como suele ser el caso de los fondos de pensiones.

Por lo tanto, ¿deberías invertir en planes de pensiones?

La respuesta correcta en mi opinión es depende.

Ventajas de los planes de pensiones:

–       Tratamiento fiscal. Hacienda te devolverá el porcentaje de IRPF que te corresponda de todo lo invertido hasta 10000€.

–       El interés compuesto no sólo es aplicable al beneficio del plan, sino que también es aplicable a las cantidades devueltas si somos lo suficientemente metódicos como para reinvertirlas en nuestra cartera.

Desventajas de los planes de pensiones:

–       Iliquidez. No podrás disponer del dinero invertido excepto causas de fuerza mayor.

–       Precio. Suelen ser mucho más caros que los fondos o ETFs.

–       Gestión. Muy pocos son de gestión pasiva, y los de gestión activa suelen tener rendimientos indecentes.

–       Tratamiento fiscal al cobrar el plan. Cuando comiences a cobrar el plan, el dinero ingresado desde él formará parte de tus rendimientos del trabajo, por lo que aumentarán tu base de IRPF. Esto te perjudicará, por lo que deberás estudiar cuánto sacar cada año de lo acumulado en el plan, de modo que te perjudique lo menos posible.

Por lo tanto, teniendo en cuenta la tabla y el gráfico que te he adjuntado más arriba, y estudiando cuidadosamente las ventajas y desventajas de los planes, te corresponde a ti, por tu propia situación personal, determinar qué parte de tus ahorros destinarías a este tipo de productos. Sirva este pequeño esquema como guía sucinta:

1. Cuanto mayor sea el IRPF que se te aplica, más beneficioso será invertir dinero en un plan de pensiones.

2. Cuanto mayor sea tu capital líquido del que puedas disponer, menor el riesgo de invertir en un activo ilíquido como es el plan de pensiones. Si no dispones de ahorro y portafolio líquido (fondos, ETFs, acciones, bonos,…) suficiente como para sentirte tranquilo, no deberías comenzar por invertir en productos que no te permitan recuperar el dinero, como es el caso de los planes.

3. Cuantas más posibilidades de contratar un plan barato e indexado, menor la penalización en los costes. Si quieres ser fiel a tu banco habitual y no dispone de planes baratos e indexados, el beneficio fiscal del plan se diluye demasiado.

En mi caso particular, desde hace ya bastantes años, realizo (la señora que manda en mi casa también) una pequeña aportación mensual al Plan Naranja 2040, que va modificando su asset allocation dinámico de renta variable y renta fija según se va acercando el año objetivo. Granito a granito se ha ido haciendo una pequeña montaña. Es sencillo, cómodo, relativamente barato e indexado, y permite que hacienda me devuelva un 20% de las aportaciones anuales.

Es un activo que se encuentra desplazado de mi cartera boglehead, pero estoy estudiando la manera de incluirlo dentro de mi proyecto de Cartera Permanente,  adjudicando los porcentajes de cada tipo de activo del plan como parte de cada asset de la futura cartera, y así aprovechar para poder valorarlos dentro de mi tabla patrimonial. Ya veremos como lo hago, de momento espero haberte aclarado un poco el tema de los planes de pensiones, normalmente mal valorados por blogueros y foreros por el hecho de determinar a la ligera su validez o no como producto adecuado para un inversor a quien desconocen.

Como siempre, eres tú, con tus circunstancias particulares, quien debe determinar su adecuación a tus finanzas personales y familiares.

Publicidad

59 responses to “Planes de Pensiones Indexados y Baratos

  1. VELASQVS, creo que algo de lo que falla es que no has tenido en cuenta que estás usando un interés compuesto.

    Si usas 1,04375 para 6 meses, para un año estás usando:
    1,04375*1,04375 = 1,08941. Es decir, 8,94% y no 8,75%.

    El número que has de usar si haces ese cálculo a 6 meses es:
    1,0875^(1/2) = 1,04283.

  2. Mil gracias devuntu. He rehecho mis cálculos. Para el primer año me sale algo menos que antes, 22.961€. Eso hace que la máxima diferencia entre PP y FI se alcance antes, en el año 21, con 41.322€ y la “tortilla” se dé la vuelta también antes, a partir del 29.

    Gracias y un saludo a ambos.

    1. @VELASQVS, habría que tener en cuenta también lo que se ha dicho anteriormente, que como ya metemos 10000€ cada año, los 2000€ de premio los podríamos invertir en el fondo de inversión en vez de en el plan. Eso cambiaría las cuentas también en el ejemplo 1.

  3. @Antonio, “estamos trabajando en ello, y hemos dedicado tiempo ayer por la noche y esta mañana a trabajar en ello, exactamente” (todo esto con acento tejano, jaja.

    La verdad es que me ha intrigado este tema de combinar PPs y FIs. Yo era de los que descartaba por principio los PPs, pero… tengo que echar cuentas. Hay una cosa que creo que no se ha planteado y es la impredecibilidad de cambio en la fiscalidad de uno o ambos productos. Pensando en productos a largo plazo, un cambio en las reglas de juego a mitad de partido te puede dejar offside.

    Un saludo.

  4. @devuntu. Ese tipo de resumen es útil, pero hay un par de elementos que no me quedan claros. En primer lugar, no entiendo por qué a mayor cantidad invertida la opción Plan de Pensiones (PP) es mejor, quizás lo podrías explicar. En segundo lugar, indicas que a mayor rentabilidad la opción Fondo de Inversión (FI) es mejor. Opino que es al revés. Las dos opciones están invirtiendo en el mismo activo (la diferencia es el trato fiscal y los costes de gestión). La ventaja del FI contra el PP se fundamenta en sus menores costes de gestión. Y la ventaja del PP contra el FI se fundamenta en el ahorro fiscal (que depende de nuestro tipo impositivo marginal) y en el rendimiento del ahorro fiscal (que depende de la rentabilidad del activo). A mayor rentabilidad del activo, mayor ventaja del PP. En realidad, el ahorro fiscal generado por el PP debe ser considerado como una fuente de ingresos dedicada a alimentar la totalidad de nuestra cartera, por lo que la rentabilidad a aplicar al ahorro fiscal debería ser la rentabilidad media esperada de la cartera, y por tanto son los inversores más ambiciosos/valientes (a igualdad de otras condiciones) los que se pueden beneficiar más de la opción PP.

    @todos. Un aspecto que no hemos discutido es si conviene invertir en PP la parte RV o RF de la cartera, o si es indiferente. Si nuestra estrategia de rescate es ir rescatando año a año (como la indicada por igor76), opino que conviene invertir la parte RF porque es la que esperamos que de menos rendimiento, por lo que rescataremos menos cada año, por lo que tributara menos cuando la vayamos rescatando.

    Saludos.

  5. @R
    Con lo de “a mayor cantidad invertida, mejor para el plan de pensiones”, me refiero a términos absolutos. Quizás lo expresé mal, y debería haber añadido “siempre que el resto de condiciones sean favorables al plan de pensiones”. Si las condiciones son favorables al fondo de inversiones, cuanto más pongamos en el plan de pensiones, peor resultado. Así que puntualizo la afirmación.

    Con respecto a lo otro, tienes razón. Me expresé de forma intuitiva, sin haber echado cuentas concretas. Pensé que un mayor rendimiento le daría al fondo de inversión mayor ventaja por el interés compuesto. Sin embargo, la fracción de costes se ve minimizada a medida que aumenta el rendimiento.

    Rentabilidad del 5%:
    – Plan de pensiones: 3,75%
    – Fondo de inversión: 4,65
    – Ratio FI/PP: 1,24

    Rentabilidad del 10%:
    – Plan de pensiones: 8,75%
    – Fondo de inversión: 9,65%
    – Ratio FI/PP: 1,10

    Rentabilidad del 15%
    – Plan de pensiones: 13,75%
    – Fondo de inversión: 14,65%
    – Ratio FI/PP: 1,07

    Se observa que el ratio va disminuyendo a medida que aumentamos el rendimiento, lo que juega a favor del plan de pensiones. @R, muchas gracias por el apunte.

    Un saludo.

  6. @R
    Con respecto a la segunda cuestión que planteas, y con arreglo a la conclusión a la que hemos llegado de que una mayor rentabilidad beneficia al plan de pensiones, ¿no nos sería más beneficioso poner la parte de RV en el plan de pensiones?

    Entiendo lo que planteas sobre los impuestos, pero habría que valorar de alguna forma qué es más determinante. Me temo que entramos en una nueva disyuntiva que depende de la situación de cada uno. En este caso, de la cuantía de la pensión futura y de la diferencia de tributación que tengamos entre épocas de trabajo y retiro.

  7. Le voy a dar otra vuelta de tuerca, con vuestro permiso. 😉

    Los fondos de renta fija de ING son más baratos (0,99%). Si los ponemos en relación con el indexado de Amundi (0,4%), tenemos que los planes de pensiones empiezan a ser rentables mucho antes. Mucho más si tomamos el Pictet de RF a corto plazo europea (que creo que anda por el 0,7%).

    Con esto quiero decir, que es una opción muy a tener en cuenta empezar a meter la parte de RF en el plan de pensiones y, además, usar la devolución de hacienda para invertir en RV.

    Creo que es un paso más de eficiencia, decidme qué pensáis.

    Un saludo.

  8. @devuntu.

    Una mayor rentabilidad de nuestra cartera global favorece el uso de PP, pero eso no quiere decir que debamos invertir el PP en RV. Partimos de que la inversión a través del PP representa sólo una parte de nuestra cartera total y de que usamos el ahorro fiscal generado por el PP para alimentar nuestra cartera total. Por un lado, independientemente de que el PP lo tengamos invertido en RF o RV (o un mix) el rendimiento esperado del ahorro fiscal será el de nuestra cartera total. Por otro lado, el rendimiento bruto (excluyendo costes gestión) de nuestros activos de RF y de RV será el mismo independientemente de que el activo este dentro o fuera del PP. Para los inversores con menor aversión al riesgo y que por tanto inviertan más en RV y esperen rendimientos más altos, el beneficio de invertir a través de un PP es mayor (que para los inversores con mayor aversión al riesgo) porque le sacan más rendimiento al ahorro fiscal en el conjunto de su cartera independientemente de que el PP esté invertido en RF o RV.

    Una vez que hemos hecho los cálculos y hemos concluido que es más rentable invertir vía PP, considero que tenemos que ponernos un “techo” de inversión vía PP de acuerdo a nuestra “aversión a la iliquidez”. Dentro de ese “techo” sí creo que es mejor invertir la cantidad de PP en RF (siempre respetando los límites de nuestros objectivos de asignación de activos). En primer lugar, si la diferencia de costes de gestión PP/FI fuese la misma para RF que para RV (caso que hemos considerado hasta ahora), conviene más invertir el PP en RF ya que el “tamaño” de nuestro PP (en comparación a nuestra cartera global) será menor si lo hemos invertido en RF que en RV y por tanto menor será el peaje tributario en el proceso de rescate. En segundo lugar, tu “vuelta de tuerca” indica que la diferencia de costes PP/FI va a ser menor para la RF que para la RV, con lo que se refuerza el primer argumento.

    Si acaso te haría una pequeña correción, para insistir en que la “devolución de hacienda” o “ahorro fiscal” no se debe invertir a priori en RF o en RV si no en lo que necesite nuestra cartera para mantener la asignación de activos deseada (claro que posiblemente será RV si ya dedicamos una parte importante de nuestro ahorro a RF vía PP).

  9. @Antonio, magnífico artículo.

    @todos, hay alguna página o algún método para torpes para calcular si realmente interesa el plan de pensiones en función de mis rentas.

    Gracias.

  10. @R. Gracias por tu respuesta, me resulta muy constructivo. Mi forma de enfocar todo esto ha sido mediante ensayo-error, pero reconozco que no he desarrollado lo suficiente la base teórica.

    Inicialmente, era reacio al tema de los planes de pensiones, pero he descubierto que pueden ser un instrumento a tener en cuenta. Coincido contigo en que la RF es de elección en estos planes: la diferencia de costes es menor y, al ser el rendimiento esperado más bajo, paga menos impuestos. Por otra parte, el dinero obtenido del ahorro fiscal puede destinarse a otros productos con rentabilidades esperadas más altas, como la RV. El rendimiento de la RV se verá menos mermado por los impuestos y, al menos en mis simulaciones, esto es determinante.

    Aunque el circuito más eficiente es ése, pienso que a la larga habría que incluir RV para poder rebalancear. Inicialmente, las aportaciones sucesivas podrían cubrir el rebalanceo pero, a medida que creciera la cartera, las aportaciones podrían volverse insuficientes. Por ello, es posible que necesitáramos incluir algún otro instrumento para optimizarlo.

    Quiero aclarar con esto, que no es mi intención priorizar este “sistema” sobre la asignación de activos que hemos predeterminado (asset allocation). Considero que eso sería un error.

    De hecho, pienso que también sería un error incluir toda la parte de la RF en un plan de pensiones “persiguiendo” la ventaja fiscal. Quizá si nuestra cartera tuviera la jubilación como objetivo exclusivo, podría ser factible, pero no suele ser lo habitual. Creo que es lo que tú has llamado “techo de iliquidez”.

    Si estuviéramos ahorrando exclusivamente para la jubilación, ya nos habríamos marcado un “techo psicológico” (es un dinero que no pretendemos tocar hasta los 65 ó 67 años). Lo que haríamos al usar los planes de pensiones es, de alguna manera, formalizarlo.

    Un saludo.

Comments are closed.