Riesgo de la Cartera y Circunstancias Personales

Me envía José al correo una consulta muy interesante acerca de su proyecto de cartera de inversión. En ella se detallan las circunstancias que le llevan a modificar el riesgo a soportar en su portafolio:

Ante todo gracias por la ayuda que me supone tu blog a la hora de invertir.

Estoy diseñando mi nueva cartera y tengo dudas con la renta fija. Había pensado, de la parte de renta fija, dedicar la mitad al Amundi Global Bond, un cuarto al Mutuafondo Dinero, un monetario en euros de la Mutua Madrileña con una comisión de gestión de 0.17 %. El otro cuarto a varios monetarios en divisa extranjera, todos de bajas comisiones, en concreto Parvest Short Term USD, Skandia SEK Reserve A, y BNP Paribas Insticash GBP ClassicT1, de éstos la mayor parte en el de USD.

Mi objetivo con esto es que en conjunto el plazo de la renta fija sea medio-corto, pero diferenciando una parte de medio y otra de corto, por si necesitara dinero utilizar la parte de corto, preservando la de medio para más adelante. También, la parte de divisa extranjera es previendo que pueda caer el euro y devaluarse la nueva peseta, y asumiendo el riesgo de la divisa. ¿Cómo ves mi estrategia?

El resto de la cartera es: porcentaje de renta variable de 35 %, ya sé que es muy poco para mi edad que es 37 años, pero ahora me preocupa más la posibilidad de quedar en paro próximamente (alta, en mi caso particular) y no volver a encontrar trabajo en muchos años, que la jubilación. Cuando pase la crisis volvería a un mayor porcentaje de renta variable. Ya sé que así incurro en un coste de pérdida de oportunidad de mayores beneficios a largo plazo, pero prefiero asegurar el futuro cercano, me hace sentir mejor. Los productos de renta variable son más o menos como los de tu cartera, así que no te los detallo.

En propias palabras de John Bogle, la cartera media de un inversor de largo plazo debe tener en bonos el porcentaje igual a su edad, por el simple motivo de disminuir la posibilidad de que una terrible bajada de la renta variable deje tu portafolio tiritando cuando más lo necesitas.

Imaginemos una pareja de jubilados que han conseguido ahorrar durante años una cartera en renta variable de 300000€, que les renta 1000€ al mes (4% anual). Si al cumplir 66 años la bolsa cae un 90% como pasó en 1929 en Estados Unidos (o tienen varios años de bajadas continuas), su renta mensual disminuiría a 100€. Todo un roto. Pero si hubiesen disminuido el riesgo de volatilidad y hubieran puesto en bolsa tan sólo el 35%, su cartera tendría un crecimiento esperado menor, pero su renta mensual seguiría en unos 800€ mensuales. Un mal menor que visto lo visto les sabría a gloria.

Pero esta regla es flexible, depende también de las circunstancias de cada uno. El correo de José nos viene genial para estudiar un ejemplo particular. José está temeroso de perder su empleo, y con ello su ingreso mensual. Esto es una razón de peso para elevar el nivel de aversión al riesgo.

En mi opinión, José reduce de forma acertada su porcentaje objetivo en renta variable al 35%, a pesar de tener 37 años, ya que en su situación, prima la seguridad del capital a la esperanza de revalorización de la cartera. Ese 35% le da el empujón suficiente para que, a largo plazo, y si al final su situación laboral no se deteriora, la cartera tenga potencial de lucha contra la inflación, y pueda beneficiarse del crecimiento de la bolsa si lo hubiera.

La división de la cartera de renta fija tampoco me parece mala. Veamos su composición por partes:

50% en Amundi Global Bond. Un fondo indexado, barato, muy diversificado y con la moneda euro protegida. Cumple perfectamente con los requisitos de una cartera como la de José.

25% en Mutuafondo Dinero. Los fondos de la Mutua son baratos y suelen hacerlo bastante bien con respecto a la media de fondos. Al ser un monetario, su riesgo es muy bajo, y el dinero ahí invertido podría ser usado en caso de emergencia.

25% en renta fija de divisa extranjera. Aquí José busca ganar algo en caso de deterioro de nuestra moneda. Esto le dará un poco más de volatilidad a la cartera, pero si José duerme mejor así, ni que decir tiene que no es descabellado. Por haber sido conservador en la división inicial del riesgo de la cartera, pienso que una pequeña licencia de riesgo en la parte de renta fija tampoco hará mucho mal.

En definitiva, mi opinión personal es que José ha pensado con sensatez sobre el tipo de cartera que necesita. Para el inversor medio, el diseño tradicional de cartera es simple, fácil de seguir y normalmente adecuado. Pero para casos particulares que se salen del standard, las circunstancias mandan, y el portafolio debe no sólo ayudar, sino también sobrevivir a los malos momentos que podrían acompañar a José.

¿Qué te parece a ti la cartera de José? ¿Piensas que, en su situación, el porcentaje de renta variable es elevado, corto o adecuado? ¿Harías lo mismo si te vieras en su situación?

Publicidad

33 responses to “Riesgo de la Cartera y Circunstancias Personales

  1. @igor76

    ¿por qué no hay que tocar bajo ningún concepto la cartera de inversión? Mientras no se haga con intención de predecir el mercado…

    ¿por qué no incluír el “conchón de emergencia” en la cartera en forma de bonos a corto plazo?

    Te pongo un caso.
    Imagínate que dentro de diez años quiero comprarme un coche, y tengo previsto ir ahorrando 1000€/año a tal efecto. ¿tengo que hacer una cartera aparte para el coche?
    Si mi cartera de inversión está planteada para obtener la mejor rentabilidad ¿por qué no incluír el dinero del coche en la cartera en forma de algún activo estable?

    O dicho de otra manera… ¿hay mucha diferencia entre

    … una cartera con 8.000€ 100% stocks + un colchón de emergencia de 2.000€ en un plazo fijo,

    …y una sola cartera de 10.000€ con el 20% en bonos a corto plazo?

    A mí me parece que es más provechosa la 2º. Pero vamos, que si me convences de que no…

    1. @Juan, como digo en el anterior comentario, hay tantas formas de hacerlo como tipos de personas. Yo, por ejemplo, prefiero tener el colchón de seguridad en liquidez, para lo que sea. Averías del coche, electrodomésticos, o cualquier otro gasto que nos imaginemos. Y el resto invertido según mi perfil de riesgo. Lo que esté bien o mal depende de cada uno y de su comodidad al gestionar su patrimonio.

  2. Entiendo lo que quiere decir Albert y de hecho es un tema que me lo había planteado. No creo que a efectos prácticos haya mucha diferencia entre aumentar el fondo de emergencia, o disminuir el perfil de riesgo de la cartera. Es, como dice Albert, algo psicológico, o de concepto.
    De hecho, si cojo el fondo monetario en euros que va a formar parte de mi cartera y lo paso al fondo de emergencia se me queda la cartera más o menos como antes de los cambios.
    A mí me gusta tener un pequeño fondo de emergencia, unos pocos miles de euros para gastos imprevistos como averías del coche o reparaciones domésticas. Y reservar una parte notable de la cartera (el monetario en euros) para subsistir unos años sin ingresos, como un segundo fondo de emergencia más importante para tiempos difíciles, que irá creciendo con la cartera y desaparecerá una vez pase el riesgo, o sea la crisis. Quizá debería estar fuera de la cartera y dentro de un único fondo de emergencia, lo pensaré. Pero creo que lo importante es saber a qué puedes dedicar cada activo.

  3. Opino que conviene distinguir entre inversiones de corto, medio y largo plazo.

    Las inversiones con un horizonte de inversión inferior a 5 años (corto plazo) no deberían contener acciones, ya que en ese transcurso puede sufrir una importante caída y tardar en recuperarse, lo que pondría en riesgo la persecución del objetivo financiero.

    Las inversiones a largo plazo suelen contener acciones, pero hay que aguantar las grandes caídas y aguantar hasta que se recupere su cotización.

    Un error que suele cometerse, es pensar que se invierte a largo plazo, y que en un escenario recesivo caiga fuertemente la bolsa, se quede uno sin trabajo, y que luego venda las acciones porque precisa el dinero o siente inseguridad.

    Yo opino como algunos de los que escriben aquí y creo que es mejor y más transparente para el inversor, mantener una cartera de corto plazo o como quiera que lo llamemos.

    Un saludo,
    Valentin

  4. Una duda que tengo a ver quien me la puede responder.

    Para aquellos que tenemos un respaldo de dinero para malos momentos en cuentas remuneradas/depósitos (entre 1-3% anual), hay alternativa en fondos/monetarios que superen un poquito la inflacción o que la igualen.

    Muchas gracias a todos y muy interesante el post.

    1. @Luis Miguel, lo dudo mucho, y menos que supere a la inflación REAL.

      @Lluís, quizás un poco caro. Dexia, Amundi, Openbank, Pictet,…, hay muchos otros más baratos. Los costes cuentan, y cuanto menos rentabilidad esperada tenga el fondo, más aun. De todos modos, como la rentabilidad tampoco es la función principal del fondo monetario, tampoco me parece mala opción para diversificar. Browne recomendaba un mínimo de 3 fondos monetarios para tu cartera de CASH. No es un dogma ni mucho menos, pero creo que es bastante sano.

  5. @Antonio, muchas gracias buscaré a ver si encuentro algo mejor. En su día busqué en renta 4 y no me pareció encontrar nada mejor con una inversión inicial que me pueda permitir 🙁

  6. Aunque no entra de lleno en este hilo, si quisiera preguntaros, ya que muchos trabajáis con R4, si los ETFs los contratáis con ellos. Os digo por lo que es:

    Dado que cobran una comisión de custodía de 2,5 euros mensuales (más iva), se ha de tener un importe grande para “diluir” su efecto. Yo por ahora prefiero los fondos indexados por su mayor facilidad para el rebalanceo y por eviatr el coste del cobro de dividendos. Suponden un fondo ishares de emergentes que de acumulación, con un TER del 0.75%. Si yo sólo tuviera ese ETF con unos 5000 euros, ello supondría un coste adicional de 2.5×12/5000 x 100 = 0.6%. Por tanto el ETf pasaráia a tener unos gastos del 0.75+0.6=1.35%.

    Sé qué diréis que con más porcentaje en ETFs el valor disminuye. Pero si el ETF reparte dividendos, por ejemplo del 3%, ello implicaría un 0.21×0.03=0.63% adicional, aparte de la comisión de cobro de dividendo. Ahora, estos productos empezarían a perder su atratactivo por ser baratos.

    De ahí a que no quiera tener tanto en ETFs, aunque los veo útiles para algunos asset. Por ello no sé si, como yo, los tendríais en R4, o preferiríais para ello Selfbank (por los fondos de Amundi), Activotrade,…

    Lo mismo estoy planteando una tontería, pero creo que es una obsesión Boglehead por reducir los costes. Un saludo y gracias.

  7. @perdigon01

    Los (escasísimos) fondos de inversión indexados, pasivos y con bajas comisiones que puedes encontrar en España…

    …¿son de réplica física? porque hay una polémica con esa manía de los fondos europeos de usar derivados

    …¿tienen la variedad de mercados, áreas geográficas, niveles de capitalización, etc…para elegir que tienen los ETF?

    …¿tienen la amplitud de mercado (desde large-cap hasta small y micro-cap) que tienen etfs como el VTI, VT, VXUS de Vanguard?

    …los que no reparten dividendos…¿su rentabilidad es igual a un ETF similar que reparta dividendos MÁS la rentabilidad añadida de los dividendos? Lo digo porque he leído algún comentario por ahí por Rankia en el sentido de que alguien veía que algunos fondos sin dividendos tenían más o menos la misma rentabilidad que el ETF correspondiente. Pues menudo negocio (si es que es así, que no lo sé)

    Conste que los fondos tienen las ventajas que tu dices, para el rebalanceo, etc… y si cumplieran las condiciones que he expuesto y me dieran la fiabilidad de los ETF de Vanguard haría mi cartera con ellos. Pero… no sé, no sé.

    NOTA FINAL: las pérdidas en impuestos por la distribución de dividendos no son exactemente %de dividendos x %del tipo fiscal.

    Lo que pierdes no es el dinero que pagas en impuestos (lo ibas a pagar de todas formas antes o después). Lo que pierdes es la rentabilidad que hubiera dado esa parte de los dividendos si la hubieras reinvertido en vez de entregársela ahora mismo a hacienda. Es un poco diferente.

    1. @perdigon01, para cantidades MUY PEQUEÑAS, pienso que los fondos cumplen mejor su función de ahorro de costes, siempre que sean baratos e indexados.
      De todos modos, te dejo esta entrada que habla del tema: https://www.inversorinteligente.es/coste-medio-de-la-cartera-de-inversion.html
      Y esta otra comparando productos: https://www.inversorinteligente.es/vanguard-etfs-vs-ishares-etfs-de-acumulacion-vs-fondos-pictet.html

      Nota: En aquel momento el impuesto al dividendo era del 19%.

Comments are closed.