Publicidad

El Miedo al Riesgo Divisa

Para terminar esta semana de puente, te traigo otra consulta recibida en el correo electrónico, esta vez enviada por Raul, nuevo lector del blog. Aquí va su mensaje resumido:
Hola Antonio, me llamo Raul y soy un lector usual de tu web. Estoy intentando implementar una estrategia de inversión a largo plazo estilo boglehead porque estoy convencido de su validez. Sin embargo, me surgen algunas dudas. Así que si no te importa te las explico, a ver si puedes darme tu opinión. 1 - Riesgo divisa Tengo especial miedo al riesgo divisa. Te he leido varias veces afirmando "a largo plazo, el tipo de cambio eur/usd no me preocupa", pero no te entiendo, a mi sí me preocupa. Por qué dices eso? En qué te basas? Mi miedo al riesgo divisa hace que prefiera que los productos de inversión sobre areas geograficas que no sean USA cotizen en euros, porque sino el riesgo divisa es doble... 2 - Fondos con costes bajos He estado buscando fondos con TER's por debajo del 1% y he llegado a la misma conclusión que tú: desgraciadamente, los únicos fondos indexados de bajo coste que se pueden suscribir desde España son los de Pictet y los de Amundi. El problema es que algunos piden una aportación inicial de 30.000€,... Por lo que he visto en tu web, hace tiempo, en Selfbank ofrecían los fondos de clase P de Pictet con aportaciones de 1000€. Tienes idea si los van a volver a ofrecer en el futuro? El problema de los Pictet clase R es que el TER es de 0,9%, lo cual ya está en el límite o incluso superando lo razonable.
En cuanto a la primera pregunta, mi no temor hacia la inversión a largo plazo en renta variable con divisas que no sean el euro, se explica por la consecución de un precio medio generado por el dollar cost average. Ese precio medio protege a mi cartera de comprar cualquiera de las divisas que le afectan sólo en las cimas (y también en suelos). Cuando toque ir tirando de los fondos acumulados, unas divisas bajarán y otras subirán, unos años perjudicarán algo a mis rentas y otros las beneficiarán. Lo que sí que tengo claro es que la parte de renta fija de corto plazo la tendré en euros, porque lo que busco en ella es baja volatilidad. Si la renta variable tiene cada año un menor peso en la cartera en favor de la renta fija de corto plazo AAA+, el riesgo divisa será cada vez menor. Estas circunstancias sumadas hacen que mi miedo al riesgo divisa sea muy bajo. Además, si queremos invertir en la economía del mundo entero, ¿por qué no ponderar también el peso de las divisas en la economía mundial? Siguiendo con tu segunda pregunta, efectivamente existen pocas opciones mejores que los fondos de Amundi y, en su defecto, los de Pictet. La aportación inicial de 30000€ no la tienes en Selfbank, así que es una opción claramente a estudiar. Desgraciadamente el fondo de Pictet de la clase P ya no está disponible para contratarlo vía web. Después de que yo lo cazara, levanté la liebre y debieron pensar que los chollos mejor buscarlos en el rastro. Saben perfectamente que los fondos baratos les hacen ganar menos dinero que los fondos de comisiones abusivas. Un saludo Raul. Muchas gracias por tu seguimiento y por el mensaje.
Publicidad

24 responses to “El Miedo al Riesgo Divisa

  1. @Raul
    Está claro que la divisa es otra variable más que repercutirá de alguna forma en la rentabilidad final. El tema es que a priori no podemos saber CÓMO y tal y como expones en tus ejemplos puede que afecte negativamente y puede que lo haga positiviamente. Si para evitar ese “riesgo” hacemos algún tipo de seguro de cambio, no sabemos si ese cambio fijo afectará negativa o positivamente a la rentabilidad (ten en cuenta que hay más casos posibles que no has calculado, como que R sea pequeña o negativa y el dólar se revalorice), con lo que no ganamos ninguna seguridad pero lo que sí tendremos seguro es un coste añadido (el “seguro de cambio” no es gratis).
    Por otro lado, según los documentos aportados por pistachu (basados en datos reales), cuando la bolsa de un país sube con mayor tasa que en el resto, su moneda tiende a depreciarse, y viceversa, con lo que el resultado final se compensa (creo que al final del 2º pdf había un gráfico muy instructivo que puedes aplicar a tu ejemplo).
    Finalmente, como bien apunta Juan la única forma de evitar el riesgo divisa es diversificando en activos de diferentes divisas (de ahí mi duda de añadir esta diversificación tb a la RF).

  2. @Alvaro

    Quizás aquí otra clave es la divisa final donde vas convertir tus ahorros cuando quieras gastarlos. Es decir, el país en el que vas a vivir y cómo está su moneda.

    Curiosamente, cuanto más devaluada esté, mejor; y cuanto más apreciada en relación con las otras, peor ¿no?

  3. El tema es que si tienes una buena diversificación en divisas te da igual. Cierto es que a la hora de pagar productos y servicios made in spain saldrias ganando con la divisa devaluada, pero la realidad es que la mayoría de lo que consumimos viene de fuera y nos costaría más. Por eso cuando antonio dice que la RF en euros le hace sentir bien por su teórica baja volatilidad me parece que es una falsa ilusión (si el euro se devalua tu patrimonio disminuye, nominalmente no pero sí en poder adquisitivo).

    1. @Álvaro, la baja volatilidad de los bonos de corto plazo de la zona euro no es teórica, es PRÁCTICA. Tendré que escribir al Sr. Bernstein para proponerle trabajo como ilusionista, y que repase sus conceptos sobre finanzas… 🙂

      @direwolf, yo no utilizo una diversificación por igual porque:
      – Diversifico los porcentajes según el peso de cada zona en la economía global.
      – La parte de RF es por completo en Euros.

      Un saludo a todos y muchas gracias por este fenomenal debate.

  4. Tal y como yo lo veo hay dos opciones. la de diversificar por igual como Antonio (por ejemplo: 25% euro, 25% dollar, 25% libra, 25% yen). O utilizar el clásico 2/3 en moneda local y 1/3 en extranjeras por si acaso.

    ¿Y qué modo utilizar? Pues si tienes un pequeño patrimonio y tus gastos habituales de subsistencia (hipoteca+facturas) son un pellizco importante de tus ingresos entonces hay que asumir que estás casado con el euro. Yo utilizaría en sistema 2/3 en moneda local.

    Ahora bien, si nuestros gastos de subsistencia son un pequeño pellizco de nuestros ingresos porque nos sale el dinero por las orejas. Entonces el riesgo divisa no nos importa tanto. Podemos pensar simplemente en augmentar nuestra cartera sin importarnos que una de las partes de unda en la miseria.

  5. @Antonio, del ex-neurólogo acabo de terminar los 4 pilares de la inversión y me ha parecido maravilloso (entre otras cosas interesantes avisa que el retorno esperado de la RV USA para los próximos años será bastante inferior a sus rentabilidades históricas), pero prefiero debatir las cosas aunque me equivoque (lo más probable) que hacer un mero acto de fe.
    ¿Qué pasa si en el momento de retirarte, con un 60% de tu patrimonio en bonos europeos, te encuentras con una hiperfinflación o a una desintegración de la moneda única? ¿Tan improbable es este escenario como para correr el riesgo? Creo que la cartera permanente, de la que has hablado muchas veces en este blog, previene precisamente este tipo de situaciones con diversificación en divisas y metales preciosos, por lo que tan descabellada no debe de ser mi duda 😛

    1. @Álvaro, como ya te he comentado, no me parece nada descabellado, ni siquiera me parece mal, sólo diferente. Creo que en ningún momento puse en duda tus afirmaciones, sólo defiendo las mías. Por cierto, a mi también me fascina la practicidad y sencillez de la cartera permanente.

      @jose enrique, he leído el libro y sus resultados hasta ahora son enormes. ¿A partir de ahora? Cualquiera sabe. Tienes la web de la fórmula mágica abierta al publico for free. 🙂

  6. @Alvaro, a mi también me parece muy coherente lo que comentas, quizás un fondo global de RF de corto plazo que tenga divisas de todo tipo y que sea barato sería lo ideal, pero tambien parece una utopia 😉

  7. Existe un librito (120 páginas) emitido por la “Association for Investment Management and Research” sobre, con el título, Currency Risk in Investment Portfolios, que ayuda a entender la materia.

    El libro está muy bien como materia de formación financiera, pero solo es para niveles de conocimiento II, y III (medio, alto). Es decir, para una minoría de lectores. Está en inglés y es el resultado de un seminario del AIMR de año 1998.

    Un saludo,
    Valentin

Comments are closed.