Publicidad

Trabajo Luego Soy

Aunque tuviésemos una salud financiera que nos permitiera renunciar a un empleo remunerado, que limite nuestra felicidad y atente contra nuestros valores, a menudo no somos capaces de librarnos de esa pesada losa, ya que el riesgo y el miedo de vernos en problemas pesa aun más, y nos hemos acostumbrado a relacionar nuestra identidad con nuestro trabajo.
Si no te sientes identificado con este primer párrafo, te felicito, tienes una fuerte y envidiable personalidad. Si te ves reflejado, probablemente el resto de la entrada te sea muy familiar.
El trabajo ha llegado incluso a convertirse, en muchos casos, en la principal fuente de ocio, amistad y afecto de trabajadores sin vida más allá de los muros de su empresa. Y no sólo eso, nos hemos habituado a mirar y valorar a las personas según el status de su puesto de trabajo. ¿Es un psicólogo más importante que un maestro sólo porque gana más? ¿Sería en nuestra sociedad más importante el maestro si ganara más que el psicólogo? Cuando te encuentras con alguien que no ves desde hace muchos años, piénsalo, ¿cómo evalúas de primeras su éxito en la vida? Es realmente increíble, pero casi nadie se preocupa de preguntarse si las personas son felices porque se sienten satisfechos con ellos mismos, porque son auténticos y porque viven de acuerdo a sus valores. Simplemente con saber en qué barrio viven y cuál es su dedicación profesional nos basta para juzgarles. Éstos son los símbolos del éxito en nuestra sociedad tan avanzada. El sistema de castas basado en lo que uno haga por dinero nos mantiene viviendo en guetos de pobres y guetos de adinerados, que se traslada de forma muy natural a nuestras reuniones sociales, e incluso, a nuestras propias casas. Te voy a proponer una prueba, a ver si eres capaz de llevarla a cabo y nos lo cuentas. La próxima vez que te encuentres con alguien que hace mucho tiempo que no ves, y de lo primero que se interese sea por el típico "¿Y... a qué te dedicas?, prueba a responder "pues me dedico a amar a los que me rodean, a querer lo mejor para ellos sin esperar nada a cambio, y a llevar una vida acorde con los valores con los que me identifico". Probablemente se le quedará cara de cuerno, pero te garantizo que tú sentirás algo muy especial.
Publicidad

4 responses to “Trabajo Luego Soy

  1. Jajaja, lo que tengo claro es que cuando hable de ti con otras personas dira que te estas volviendo loco.
    s2

  2. Totalmente de acuerdo. A llegado un punto en el que parece que lo más importante es a que te dedicas, cuanto cobras, o si el coche que llevas o tus vestimentas son de categoría o no…
    Quien sabe, quizás esta crisis lo suaviza un poco, jejejeje.

  3. He comprobado que el efecto es aún mejor si te dejas barba y el pelo largo, llevas una túnica desgastada y vas descalzo 😀

  4. Que romántico Antonio¡

    Yo a la gran mayoría , les digo que soy astronauta y punto final.
    Sólo a los que se merecen acabo intercambiando mis deseos y mis verdaderas ocupaciones y aspiraciones.

    Está claro que el trabajo remunerado no debería de ser el centro de nuestra vida, no por lo menos de la mía.El trabajo abarca toda actividad , y dentro de la misma está el remunerado.Pero se me enciende el piloto rojo por los que unicamente trabajan remuneradamente y tambien se me remueve el estómago por aquellos (5millones) que no pueden trabajar remuneradamente.

Comments are closed.