Publicidad

Monedas de Plata para el Permanent Portfolio

Algunas variantes de la Cartera Permanente disponen de un 5% del portafolio para la réplica del comportamiento de la plata, independientemente del tipo de producto que se utilice. Si tienes en proyecto la creación de un portafolio de este tipo, quizás te interese saber qué tipos de monedas puedas comprar para satisfacer las necesidades de la cartera.

Una de las ventajas de disponer de un pequeño porcentaje de plata robado al 25% correspondiente al oro en la Cartera Permanente tradicional, es que te permite crear una pequeña pero interesante colección de monedas, sin que tengas la necesidad de acumular un capital en casa que te incomode. Personalmente, no soy partidario de tener artículos de excesivo valor en el hogar, por lo que se me hace más razonable una pequeña colección de monedas antiguas de plata que poseer oro, cuyo valor por gramo es mucho mayor. Tú verás.

Pero vamos al asunto de la entrada. Estas son las monedas que me parecen más interesantes:

– Monedas Bullion: Son las monedas llamadas “de inversión“. Contienen una onza (31,1g) de plata pura y existen en el mercado un montón de modelos de diferentes países. Estados Unidos, Canadá, Austria, Sudáfrica, Australia,… En la foto puedes ver un ejemplo de una Filarmónica de plata.

Aunque estas monedas son las recomendadas como inversión, a mí me gustan más las monedas antiguas. Además de no tener que pagar IVA por ellas, son más interesantes de coleccionar, ya que poseen cierto punto histórico y numismático.

– Karlillos. Las monedas de 2000 pesetas, así como las posteriores de 12, 20 y 30 euros de plata, son editadas por la Real Fábrica de Moneda y Timbre y tienen curso legal en España, es decir, que si vas al Banco de España con una moneda de 20 euros, ellos te la cambian por su valor facial.

Muchos inversores en metales la consideran una moneda “seguro”, ya que si la plata baja de precio, siempre podrán rescatar el valor facial de la moneda, conservando al menos lo pagado por ella.

Peso: 18 gramos

Pureza: 925 milésimas

Contenido en plata: 16,65 gramos

– Pakillos: Las monedas de 100 pesetas de plata son conocidas como Pakillos por llevar el busto del dictador Franco en una de sus caras. Se editaron entre 1966 y 1970, y son una de las formas más baratas y fáciles de ir acumulando plata “a granel”.

El hecho de llevar la carga de la imagen de Franco le hace no ser una moneda atractiva, por lo que se pueden conseguir por su valor en plata, sin pagar sobreprecio, e incluso, si se compran por lotes, por debajo del precio del metal.

Peso: 19 gramos

Pureza: 800 milésimas

Contenido en plata: 15,2 gramos

– Duros de plata: Las monedas de 5 pesetas de plata son una de las piezas de colección más extendidas por los numismáticos, sobre todo principiantes. Cuando tienes en la mano una de estas bellas y grandes monedas, sientes como si tuvieras un tesorillo. Es una sensación especial.

Son monedas acuñadas entre 1869 y 1899, correspondientes a los reinados de Amadeo I, Alfonso XII y Alfonso XII. Suelen tener un poco de sobreprecio según el nivel de conservación, pero tampoco demasiado si se tiene paciencia en la búsqueda. Por lotes también se pueden adquirir bastante asequibles. Creo que son ideales para colecciones modestas.

Peso: 25 gramos

Pureza: 900 milésimas

Contenido en plata: 22,5 gramos

– Duros del mundo: Otra colección interesante es la de las monedas tipo duro de todo el mundo. La moneda de 5 pesetas se convirtió en un modelo de acuñación muy seguido por todos los países, así que existen muchas monedas de aquella época con similares características al duro español.

En la foto adjunta puedes ver un Dollar Morgan, una de las más comunes, siendo acuñada desde 1878 hasta 1904. Son fáciles de conseguir y también se adaptan a colecciones poco pretenciosas.

Peso: 26,73 gramos

Pureza: 900 milésimas

Contenido en plata: 24,05 gramos

Existen muchos más tipos de monedas antiguas de diferentes tamaños, pesos, países, fechas y valores faciales, pero probablemente tienes en esta entrada las que mejor se adaptan a la compra de plata física para la cartera permanente del pequeño inversor. Creo que es una forma agradable de comprar metales sin acumular una incómoda suma. Con un ETF referenciado al oro y una modesta colección de monedas puedes replicar el comportamiento de los metales para el 25% de la Cartera Permanente que tenderá a defender tu patrimonio total en momentos de alta inflación.

Espero que te haya parecido interesante. Saludos.

Publicidad

12 responses to “Monedas de Plata para el Permanent Portfolio

  1. Como mínimo hay que pagar un sobreprecio del 30% por encima del spot en cualquier tiepo de moneda. Como inversión es evidente que puede ser atractiva pero os invito a buscarlas bien y os encontrareis con la cruda realidad. Comprar unas cuantas es posible pero el que quiera invertir cantidades importantes va a tener que asumir un riesgo minimo del 30%. En mi opinión es un poco tarde para comenzar a comprarlas, quizá si si los metales caen (como parece indicar su tendencia) podría ser interesante acumularlas.

Comments are closed.