Publicidad

La curva de la satisfacción

¿Existe una relación entre nuestra cantidad de satisfacción personal y el dinero que gastamos? Probablemente si vives en un país occidental la respuesta será en un 99% de los casos que .

Al principio de nuestra vida, cuando aun éramos recién nacidos, tan sólo nos conformábamos con cubrir unas necesidades básicas, comer, calor y protección, que normalmente eran resueltas con el cariño y el abrigo de nuestras madres. Después pasábamos a otras necesidades más complejas y comodidades como una dieta equilibrada, vestimenta, un techo, electrodomésticos para ayudarnos en el hogar, educación o diversión, y la relación entre satisfacción y dinero se iba arraigando y desarrollando en nuestras mentes. Por último llegamos a la fase donde adquiríamos auténticos lujos sin darnos cuenta del cambio. Coches (el 92% de la población mundial vive sin coche), viajes, bienes materiales de alto coste, …, y aunque cada compra parece más emocionante, cada vez el entusiasmo se desvanece con mayor rapidez, la felicidad que nos aporta el gasto es más momentánea.

Pero como ya estamos convencidos de que el gasto nos aporta felicidad, no nos damos cuenta que incluso gastando montañas de dinero la satisfacción no sólo ha dejado de subir, sino que incluso baja. Más dinero se traduce de repente en más preocupaciones y menos tiempo para disfrutar de las cosas que nos hacían sentir bien no hace mucho tiempo. Tiempo lejos de nuestro hogar sin ver a nuestros hijos crecer. Más que perder si no aseguramos nuestros bienes, más impuestos, más facturas, más descontrol, más contaminación, más y más y más y más…. Dinero = Satisfacción no sólo ha dejado der ser cierto, sino que además se ha vuelto contra nosotros.

Parece ser que existe un punto que debemos encontrar, un límite en el que nuestras necesidades básicas, nuestras comodidades y unos pequeños lujos quedan resueltos y tenemos todo cuanto queremos tener, sin adquirir nada que “nos consuma”. Ese lugar se llama suficiente. Según Joe Dominguez en La bolsa o la vida, “suficiente es ese lugar valiente, seguro, honesto y reflexivo, donde se aprecia y disfruta plenamente de lo que el dinero te aporta y aporta a nuestras vidas“.

Querido seguidor o lector puntual, si descubres lo que es suficiente para ti, puede que tu curva de satisfacción suba más de lo que nunca hubieras imaginado. ¿Eres capaz de saber dónde está tu propio suficiente? ¿Tienes la fuerza de voluntad o simplemente las ganas de encontrar tu propio suficiente? ¿Realmente crees que es importante saber lo que es suficiente para ti?

Publicidad

19 responses to “La curva de la satisfacción

  1. @katex
    Totalmente de acuerdo con todo lo que dices! Y no es que no me guste mi trabajo, sino todo lo contrario, pero me gustaría disponer de más tiempo para hacer otras cosas.

  2. Un libro muy bueno.
    A traves del libro he puesto en valor mi vida,pués no daba sificiente valor a muchos actos cotidianos de la vida que esta sociedad da poco precio.

    Pero hay que recordar que sólo el necio confunde precio con valor.Buffett definió de la manera más correcta la diferencia entre precio y valor.Precio es lo que pagas y valor es lo que te llevas.

    Cada vez soy más rico , simplemente porque tengo un control total de mis necesidades y las mismas cada vez son menores.

    Una vez llegado a la verdadera riqueza , han llegado mis mejores y trascendentales planteamientos:

    ¿Qué puedo hacer con mi vida?
    ¿Que puedo hacer por mi familia?
    ¿Que puedo aportar a la sociedad?

    Doy por hecho que la vida consiste en hacer , pero ese hacer no tiene porque estar relacionado con el empleo remunerado.El verdadero trabajo , no tiene porque ser empleo remunerado , pero si debe tener pasión y algo que jamás dejarás de hacer.No le afecta ni la jubilación , ni la remuneración.Es algo único y algo personal.Es algo muy personal , algo que lo quieres hacer hasta el u´ltimo día de tu vida.Algo que mejorará la vida de tu entorno y por fín algo que puedes aportar a la sociedad.Es tu granito de arena.

    Después de tantos años de trabajo , allí en lo más hondo de tu interior está lleno de polvo tu diamante.

    ¿A qué estás esperando?
    Soledad, miedo al fracaso , a ser diferente…………cuantas tonterías ………para no enfrentarte a la única realidad de tu vida.

    Tu verdadera pasión……..

    Pero como todo buen libro , el final no es aplicable a la realidad que hoy vivimos.Una cartera sólo de renta fija gubernamental….hoy no es posible…..bueno si es posible pero no es recomendable por mi parte.

    Muchas gracias antonio por sacar este tesoro de libro del olvido.

Comments are closed.