Publicidad

Después de alcanzar la ¿libertad financiera?

Supongamos que hemos conseguido un millón de euros y queremos prejubilarnos. Durante muchos años hemos ahorrado e invertido en una cartera que ha crecido hasta esa cifra. ¿Y ahora qué?

Suponiendo que los mercados de renta variable crezcan en el futuro una media de un 7% anual, podemos pensar que podemos sacar cada año 70000 euros e ir tirando. Pero esto puede no ser muy bueno. Si durante los primeros diez años, el rendimiento de la cartera es negativo, podríamos quedarnos sin blanca y con cara de tontos. Que la media a largo plazo sea de un 7%, no quiere decir que en los primeros años sea positiva.

Ojo a los resultados se representan a continuación. La cartera sólo de acciones es la línea más gruesa, y la más delgada es la cartera con menos acciones. Una vez más, es importante darse cuenta de que las cantidades están en dólares de 1995 ajustados por inflación. Ésta es la más simple y más clara forma de realizar los cálculos de la jubilación.

En primer lugar, echemos un vistazo a retirar el 7% de la cantidad inicial, o $ 70.000 (ajustado por inflación), por año:

Da igual que asset allocation tengas en tu cartera. Si en los primeros años vienen vacas flacas, entre la inflación y las rentabilidades negativas, si sacas 70000 euros cada año, tu cartera se va al infierno. Sin dinero en 15 años. El mercado alcista llegó en 1984, demasiado tarde.

Pero aquí no queda la cosa, ya que si hubiesemos sido más conservadores y hubiésemos sacado cada año un 6% de la cantidad inicial (60000 cada año) o un 5% (50000 cada año), la agonía hubiese durado más, pero el infierno estaba igualmente asegurado.

En estos últimos casos, tener un poco de renta fija ayuda, pero no evita el desastre.

Ahora fijaos que curioso el gráfico sacando cada año el 4% del capital inicial (40000 cada año). Resulta que sólo se salvan las carteras que tienen un 25% o más de renta variable, ya que son las únicas que cuando el mercado se vuelve alcista baten a la inflación. Con todo y con eso hubo que tener los nervios de acero, ya que a los 30 años la cartera seguía en peligro:

La solución a todo esto está en retirar, no una cantidad fija cada año, sino un porcentaje de nuestro capital remanente. Es decir, si sacamos un 7% cada año, el primer año sacaremos 70000, pero si en el siguiente año la cartera vale 500000, sacaremos sólo 35000 euros. Así nunca nos quedaremos sin dinero, aunque unos años podamos “vivir mejor” que otros. Un porcentaje sensato y cómodo es el del 5% anual del capital remanente. La cartera no se iría a cero nunca en un periodo malísimo de las bolsas mundiales, y el siguiente gráfico muestra los ingresos anuales que se obtendrían:

A día de hoy seguiría dando un suculento rendimiento. Ni que decir tiene, que si pillamos una racha alcista desde el principio, la estrategia nos permitiría vivir como verdaderos reyes, e incluso, dedicar una buena parte a seguir incrementando la cartera.

Espero que haya sido de vuestro interés. Tenedlo en cuenta para vuestros planes de retiro. Un saludo.

* Artículo basado en las enseñanzas del gran libro de W. Bernstein, The Intelligent Asset Allocator.

Publicidad

34 responses to “Después de alcanzar la ¿libertad financiera?

  1. Hola Luis,
    Gracias por compartir con todos tu Plan de Inversión. Yo también persigo ese objetivo, aunque como he dicho mis cálculos son mucho más conservadores. En cualquier caso lo importante es “sentirse bien”, como dice Antonio. Yo personalmente me lo estoy pasando pipa desde que he empezado en todo esto. Y espero pasarmelo bien durante muchos años más, aunque las cosas pinten feas.

  2. Con 600 000 € libre fonancieramente? De que edad estamos hablando? No se, si no hay mas fuentes de ingresos me parece un poco justo, no?

    1. @Esponja, el 4% de 600 000 son 24 000 euros. Pongamos 19 000 limpios al año después de impuestos.
      Si dividimos entre 12 los 19 000 al año que sacamos de nuestra cuenta de inversión, tenemos 1 583 euros al mes.
      No es que vivas como un rey, pero dependiendo de la situación de cada uno, esa cantidad podría ser suficiente. Hay quien trabaja 9 horas al día por 900 euros al mes ¿no?

      Por supuesto, cada uno debe hacer sus propias cuentas adaptadas a sus situaciones particulares.

  3. Efectivamente Igor.

    Importante es marcarte una meta razonable en plazos y esfuerzos escritos en un plan, que puedas consultar y revisar de vez en cuando, pero más importante que ese plan, es el poder disfrutar del día a día (hasta la llegada de ese ansiado día que logres la I.F.) ó lo que es lo mismo, disfrutar del camino, y yo lo hago.
    Si las cosas “pinta mal”, habra que aprovecharse de la situación ¿y comprar, no? Al menos, siguiendo uno de los primeros manifiestos del V.I. y razonamiento del mismisimo B.Buffett: “ser codiciosos cuando la gente se muestra temerosa ante el futuro…” 😉
    En esos momento, hay que tener claro donde “se tiene que detener nuestro tren” y cuan lejos esta nuestro objetivo, “no importa la oscuridad de las estaciones por las que vayamos circulando, es parte del camino”.

    …Esponja, con 600.000€ y con 100.000€ en otros paises-regiones, con otras rentas, con otros precios, con otras aspiraciones y estilos de vida… Mis pretensiones de gasto no son para nada desorbitadas esta claro, incluso, las pudieramos calificar de 1000€urista del año 2020, eso si! 😉
    Desde hace tiempo, valoro mucho más mi tiempo (limitado por naturaleza) al dinero… teniendo lo suficiente para vivir, claro.
    Para

    Antonio efectivamente, tus números rapidos vienen a ser los que expongo en la tabla y a mis espectativas y efectivamente yo, llegados a una renta similar a la esperada para 2020 (año arriba, año abajo) me bajaría en estación para quedarme allí.

    De hecho, y como muestra de la sostenibilidad que le doy a esos 600.000€ de dentro de 9-10 años (2020 aprox.), tengo una tabla donde someto a esa cantidad a un “stres-test particular” y una decada negra de rentabilidades negativas (Bestinfond 2000-2010) con rescates anuales para cubrir los gastos presupuestarios… y comentarles que “salgo con holgura” de dicha temporada larga tan negativa.

    https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=explorer&chrome=true&srcid=0By6OpbWJwC6HOTVhYzEwNzQtZDRlNy00YjQxLTk2MjMtNDMzNzJmYjM1OWI4&hl=es&authkey=CLn3tMYH

  4. En realidad no pienso en la libertad financiera con Ferrari o yate, siendo realista 600000 € me parece justo de todos modos, no digamos por que somos tres en casa (un peque de un año) y con eso no vivimos (sin hablar de lujos, con 1500 € no se vive) no solo pienso en el día a día.

    Suponiendo que se pueda aguantar un bache bursátil importante, qué pasa si hay un imprevisto , enfermedad, accidente, etc? un buen seguro médico también cuesta dinero… la libertad financiera yo la contemplaría con cero deudas a partir de los 6 ceros. Y no por que necesite más para gastar, si no por que ante algún imprevisto cualquier colchón puede ser insuficiente

  5. La libertad financiera para mi empezaría cuando el rendimiento de mi cartera fuera el suficiente para retroalimentarse. Me explico, por ejemplo la cartera del blog, si yo quiero aportar 2000 € por ciclo(ciclo=mes, año, tres mesesetc) y activo/ ETF, para mi la libertad financiera empezaría en el momento en el que la cartera se sustentara sola y además vaya dejando algo que es con lo que yo viviría. En mi opinión el plan empieza donde tu decides cuánto vas a aportar por activo y ciclo.

  6. Esponja, no entiendo muy bien que quieres decir con “los ciclos” ó como los diferencias.

    Un poco a lo que te refieres en tú ultimo comentario, creo que yo ya lo he hecho (lo he planificado, quiero decir).
    En mi tabla hay un desarrollo de un capital inicial (80000€ a finales del 2008), al que se le aporta anualmente unas cantidades de dinero extra provenientes del ahorro y mi trabajo (6000-9000€/año). Este plan, año a año ira generando unas plusvalias (negativas algunos años, positivas las más, espero!). El objetivo de origen a la hora de realizar este pequeño estudio, creo que era calcular cual pudiera ser la cantidad básica en la que pudiera plantearme la I.F. con la cual me pudieras plantear con ciertas garantias, “mostrarle el dedo corazón” al jefe y pedirle la cuenta. Mis números me indican, y en función de las esperanzas de gasto y nivel de vida proyectado para entonces, que esa cantidad debiera de rondar entre los 550.000-600.000€.

    Respecto al colchón de los imprevistos que te pudieran urgir una vez lograda la I.F., etc, etc… Hombre!! Lo que si que creo es que siempre habrá gente que nunca, logrará la IF. por jamas estar conforme ó segura con una cifra con la que “dejarlo todo”…

    Mismamente, si llegado el caso, tengo esa cantidad en el banco y cualquiera de los mios necesita esa cantidad ó parte de ella con caracter de urgencia, esta claro que esa cartera se deshace para cubrir dicho bache ¿no? Total, el dinero esta pa eso… y si despues de esto, uno se tiene que tener que volver a poner a trabajar, pues lo hace y punto. Lo que no haré jamas, es no salir de casa porque me puede caer una teja de las que tengo en el tejado y esto, echarme todo a perder. 😉

    Saludos Esponja.
    Luis

  7. Cuando digo ciclo me refiero al tiempo que pasa entre aportación y aportación. Como dices, tienes intención de aportar entre 6000-9000 € año (en tu caso ciclo=año), pues bien en mi opinión la libertad financiera empezaría en el momento en el que el rendimiento de tu cartera sea de esos 6000-9000€/año. Para mi ese seria el punto de partida y todo rendimiento que supere esa cantidad seria para “vivir”, aquí es donde decidiría cuánto más necesito para dejar el trabajo, dedicarme a lo que me gusta, filantropía, etc

    Basicamente creo que estamos de acuerdo, solo que mi planteamiento es más conservador/cobarde que el tuyo.

    Saludos.

  8. @Esponja,
    Totalmente de acuerdo contigo. Para mi la famosa “libertad financiera” se alcanza con 1.000.000 €. Pero atención… con 1.000.000 € del año 2011. Esa cantidad tiene que actualizarse con la inflación y dentro de 20 años ya no vale un millón, sino casi dos millones. Es importante que nuestra cartera tenga como mínimo ese 7% de rentabilidad bruta anual (de media, claro), porque si no todo se va al carajo. Del 7% nos llevamos el 4% como máximo para vivir y el otro 3% será el que nos salve de la inflación y haga crecer nuestra cartera al mismo ritmo.

    1. @Esponja, creo que igor es el que más se acerca a la filosofía que intenta exponer esta entrada a través del estudio de Bernstein. En un estado de libertad financiera, ya no se tendría que aportar dinero extra a la cartera, sino que es la propia cartera la que te da para reinvertir (tal y como tú comentas), pero también para vivir. Por lo tanto, la libertad financiera no “empezaría en el momento en el que el rendimiento de tu cartera sea de esos 6000-9000€/año”, sino que también debe dar un aporte extra.

      Igual no entendí con exactitud lo que pretendías exponernos.

  9. Eyy!! a ver, a ver… igual el que no dejo claro su exposición fui yo… con mi plan de inversión, tabla y todo. 😉

    A ver, si se fijan en mi tabla revisada (2º enlace), podran observar que si esta se cumple; en el año 20 y con valor de cartera de 562.000€ aprox., empezaré a retirar desde ese mismo año 18.500€ para gasto/presupuesto anual. Esa cantidad, se actualizará anualmente vía Inflación prevista-familiar (+4%).

    Ya la rentabilidad excedente de ese mismo año 2020 de mi cartera restando aquello que vaya a recuperar para presupuestos, será de 62.600€ que se acumularán (reinvertirá) al capital de inicio del año siguiente. La clave en mi caso para determinar cuando de bien ó mal me pueden ir las cosas, es procurar que no repita más de 2 años consecutivos rescatando más de 5% del capital total para cubrir gastos.
    Lo ideal es que, apartir del año 20, ese ratio este por debajo del 3%… y cada año disminuyendo (incrementando de esa forma el capital de la cartera de inversión)
    Creo que ahí precisamente, podria estar la forma más clara de controlar la cartera y el prespuesto de gasto anual.
    Entiendo el estudio Bernstein y precisamente, con la siguiente tabla que les he expuesto he conseguido ver como de fuerte se mantendría mi plan de inversión con decadas francamente negras.

    Respecto a la aportación extra que durante los 8-9-10 proximos años pueda seguir alimentando la cartera es: 1º. para no olvidar el importantisimo hábito del ahorro. 2º. Para procurar acelerar la llegada de la tan deseada I.F. 3º. Para controlar mis ansias de consumismo é intentar regular desde ahora, un nivel de gasto y estilo de vida acorde al que pudiera llevar a partir del año 20, mejor que el actual (con mayor gasto), por supuesto.

    En fin, espero haberlo dejado un poco más claro y que quede claro, “el libro” que les anuncio. 😉

    Gracias de nuevo chic@s!
    Luis.

Comments are closed.